Angeles

AUNQUE LOS ANGELES NO TIENEN EDAD, ES BONITO REFLEJARLO EN UNA MUJER MAYOR, REFLEJO DE SABIDURIA.

  • ANGELES

Los ángeles y sus funciones en la Tierra:
Existe una diversidad de ángeles, que pueden acudir a tu ayuda cuando más lo necesites. Cada uno de ellos tiene una función específica que cumplir aquí en la Tierra, sintoniza con ellos, cuando necesites asistencia angélica.
Algunos ángeles a los que se suele invocar en estas relajaciones-meditaciones.
Los "ángeles de la sabiduría", son aquellos a los cuales puedes invocar cuando necesitas recibir información sobre algo que te interese o deseas resolver en tu vida.
Seguramente has tenido experiencias donde necesitas resolver un asunto de índole personal y no sabes cómo hacerlo. Generalmente estos ángeles suelen presentarse brindando información, en el momento que menos lo esperas y de la manera más insólita. Veamos, ¿Cuántas veces te ha sucedido de abrir un libro al azar y encontrar la respuestas que tanto necesitabas escuchar?, o escuchar la letra de una canción, haciendo mención de lo que te pasa a ti en ese momento? O tal vez ponerse a charlar con un desconocido y escuchar de sus propios labios, palabras que podrán ayudarte a resolver tu propio problema? Estos ángeles utilizan diferentes maneras de llegar a nosotros y brindarnos la información que necesitamos. Sólo tenemos que estar alertos a las señales que nos están enviando, para poder captar sus mensajes.
A su vez estos ángeles actúan junto a los ángeles que protegen nuestros sueños.

Todas las noches suelo invocar a Miguel para que proteja mis sueños y mi cuerpo mientras duermo. A estos ángeles los puedes invocar para que te brinden la información que deseas mientras duermes. Puedes pedirles que te ayuden a buscar la solución a una determinada situación que te apene, o que te muestren los motivos por el cual estas pasando por una situación adversa. Recuerda, pregunta y se te responderá. Tus preguntas deben ser claras.
A continuación explico un ejercicio para realizarlo por las noches para pedir información respecto a algo que se quiera solucionar en cualquier aspecto de la vida.
Cuando ya estés dispuesto a dormir, piensa en algún problema que quisieras resolver. Después toma un vaso y llénalo de agua. Mientras estás bebiendo el agua, hasta aproximadamente la mitad del vaso, eleva tus ojos levemente hacia arriba y mentalmente repite.: "Amados ángeles de los sueños, ayudarme a encontrar la solución al problema que tengo en mi mente". Expón tu problema solo de manera mental, no lo verbalices en voz alta.
Luego deja el vaso con el resto del agua cerca de la cama, sobre algún mueble de tu habitación, para que te lo tomes precisamente al despertar al día siguiente. Y ahora, a dormir.
Al despertar a la mañana siguiente, bebes el resto del agua, poniendo tus ojos levemente elevados y repites."Gracias amados ángeles, esto es todo lo que tengo que hacer para encontrar la solución al problema que tengo".
Este ejercicio se llama "Programación del vaso del agua". Estás programando que vendrán a ti la solución que necesitas para resolver tus problemas. La información que pediste vendrá a ti durante la noche en sueños o a la mañana si puedes recordar con exactitud lo que has soñado. Es aconsejable que inmediatamente después de haberte levantado, escribas lo que has soñado, para poder comprender mejor el mensaje que has recibido.
Es importante te acostumbres a trabajar mediante el uso de afirmaciones. Las afirmaciones son frases muy positivas que tú repetirás, seguro de que se harán realidad. Son decretos basados en el amor a ti mismo y a los demás Mientras pronuncias tus afirmaciones es importante que visualices en tu mente lo que estás afirmando. Visualizar es imaginar o crear una imagen mental de lo que estás afirmando. Por ejemplo " Estoy abierto y receptivo a la prosperidad que el Universo Divino tiene para mí", y me visualizo sin problemas de índole económica, con el suficiente dinero para vivir y mucho más. Afirmando y visualizando, ya estoy decretando prosperidad en mi vida, mientras lo hago, la información que pedí y la energía que moví, vienen hacia mí para materializarse. Jamás dudes de esto. Todo lo que pidas, se te concederá en armonía para todo el mundo y bajo la gracia Divina.
Si no sueles recordar tus sueños te propongo otro ejercicio:
Puedes trabajar con las siguientes afirmaciones o bien puedes crearlas tú mismo. Dile a tu ángel: "Amado ángel, estoy abierto a tu amor y la información que desees darme. Te invito a que visites mis sueños. Soñaré. Recordaré mi sueño y mañana al despertar, escribiré mi sueño." Es importante que invoques a tu ángel por su nombre si lo conoces. Puedes acompañar esta afirmación, visualizando un cordón de luz rosado que sale desde tu corazón y se conecta con tu amado ángel. Mientras lo haces visualízate cubierto por un manto de luz dorada brillante. La luz dorada es la frecuencia angelical.
Los sueños contienen los secretos de nuestro inconsciente. Solo tienes que creer en que en ellos puedes encontrar las respuestas a tus preguntas, siempre que hayas programado tu mente a nivel consciente para que mediante los sueños te llegue la información.
Es muy factible que quizás la información que hayas recibido en los sueños no la llegues a comprender plenamente, o no encuentres relación entre lo que has soñado y la información que has pedido. Seguramente deberás realizar la pregunta a tus ángeles tantas veces como sea necesario hasta que comprendas lo que quieren decirte. Desde ya debes ser tolerante contigo mismo, y una vez que adquieras práctica, no dejarás de hacerlo. Los sueños son simbólicos, generalmente las situaciones y personas que aparecen en ellos están representando sucesos de nuestra vida en forma enmascarada. La respuesta puedes encontrarla a través de una palabra, una imagen o una canción que te suena constantemente en tu mente sin explicación aparente, leyendo una revista, o escuchando hablar "por casualidad " a alguien. No existen las casualidades. Todo es causal, quiere decir que todo esto causó un efecto esperado en ti; la solución a tu problema.
Préstale mucha atención a las imágenes de tus sueños, una de ellas puede ser la imagen de tu propio ángel.

Pídele a tus ángeles que te ayuden a clarificar una situación que necesitas resolver. Suelo trabajar con los ángeles del Rayo Dorado para que me proyecten Luz sobre una situación que objetivamente no logro solucionar, sabiduría para aceptar las cosas cómo son, iluminación para mí y para todos, y suelo rodearme con el Manto Dorado de la Sabiduría porque da paz en la luz y alegría.
En el Paraíso Celestial hay un lema: "La invocación obliga a la respuesta", y basta con hacer la llamada a las entidades de Luz como los ángeles y arcángeles para que nos atiendan de inmediato.
El primer paso para conectarte con tu ángel es aprender a cimentarte con el. A continuación explicaré que es la cimentación y que función cumple cada chacra cuando te preparas para recibir la presencia de tus ángeles
Comunícate con tu ángel

Esta sección está hecha con muchísimo amor para todos aquellos que deseen conocer a su ángel guardián. Aquí te ofrezco algunos de los ejercicios que puedes hacer para conectarte con ellos y disfrutar de su hermosa presencia en tu vida.
Los ángeles son mensajeros celestiales y aunque parezca extraño, el primer paso para conectarte con ellos es la "Relajación", piensa, la relajación es centrar la atención en el cuerpo y estar presente en el momento. Es poder reunir todas tus energías, las mentales, las emocionales y las energías físicas y poner tus propios sentimientos y emociones en un equilibrio sereno y armónico dentro de tu cuerpo. La relajación es esencial para realizar una armonización espiritual, con ella logras centrar tu atención, ya sea que estés trabajando en un proyecto o que quieras visualizar u oír la voz de tu ángel, en todo momento que desees meditar.
¿Cuántas veces te sucedió que por estar distraído, guardas algún objeto y después no recuerdas dónde lo has puesto? ¿Cuántas veces has cometido errores porque estás físicamente en un lugar pero tu mente está en otra parte. Esto sucede con mucha frecuencia especialmente cuando no queremos hacer lo que estamos haciendo, oír lo que alguien dice o estar dónde estamos. Como no podemos apartarnos físicamente de una situación, la abandonamos mentalmente y de este modo nuestra atención está dispersa.
Aprender a relajarse te ayudará a estabilizar tus energías, a estar presente en el momento en que estás viviendo, estarás alerta pero relajado y muy receptivo.
La relajación es un paso fundamental para que aprendas a comunicarte con tu ángel. Es la base para lograr "El proceso de Gracia".
Te invito a compartir esta maravillosa experiencia de aprender a comunicarte con tu amigo alado, tu ángel.

Antes de comenzar con el ejercicio, recuerda que debes buscar un lugar que te agrade y que te llene de paz interior en tu casa. Un lugar dónde puedas volver cuantas veces lo desees para encontrarte con tu ángel. Déjate llevar por tu intuición y llegarás al lugar adecuado. Puedes crear allí un sitio especial y agasajar a tu ángel con una flor fresca blanca, con el aroma de una esencia, crear tu propio altar antes de comenzar la relajación, encender, con cerillas de madera, velitas blancas colocadas dentro de recipientes con agua aromatizada con esencias florales. Poner la imagen de un ángel rodeado de gemas y a su lado una vela de color rosa que simboliza el amor que siente por él. A continuación, comenzar la relajación. Recuerda lo siguiente: cada vez que medites en ese lugar estarás consagrando a tu ángel porque tu lugar de meditación será como un templo donde guardarás todas tus energías para volver a él cuando lo necesites.
Cuando vayas adquiriendo experiencia en cómo contactarte y hablar con tus ángeles, podrás hacer este ejercicio al aire libre, en contacto con la naturaleza. En verdad no existe una manera especial de comunicarse con ellos. Se puede hablar con ellos mientras caminas por la calle de regreso a casa. Inspirad y exhalar el aire fresco de la mañana inundado del perfume de las flores, el ruido del viento en la copa de los árboles, los rayos del sol, el mar, todo esto inspira amor, todo esto ayuda a conectar con ellos. También aprende a dar gracias por un día de lluvia. La lluvia para muchos es sinónimo de desastre, pero también es bendición. Dicen que cuando uno eleva una plegaria de gratitud a Dios por todas las cosas que tenemos, por la vida, y por aquello que aún no tenemos, los ángeles cantan y danzan al son de nuestra plegaria.
Establecer contacto con los planos sutiles de la inteligencia angélica consiste en aprender a escuchar. Se necesita quietud y silencio. Sin embargo también puedes poner una suave música de fondo para meditar si así lo deseas y esto no te distrae. No está de más utilizar después de hacer el ejercicio de relajación, un cuaderno donde anotar cualquier sensación o sentimiento que se haya producido, durante el ejercicio.

LOS ANGELES ESTAN AHI PARA TODO LO QUE NECESITAMOS. SON NUESTROS MEJORES AMIGOS